Drenaje linfático

En Quidea sólo trabajamos con el método del Dr. Vodder, descubridor de esta técnica.

Es un tipo de masaje en el que no se desliza sobre la piel sino que se mueve con una fuerza prácticamente tangencial, asi que no se enrojece ni provoca dolor en ningún momento.

Dsc 0475

Con la estimulación del sistema linfático ayudamos a la movilización del líquido intersticial y por lo tanto la eliminación de las sustancias de desecho. Su acción recoge desde mejoría del estado nervioso a importantes linfedemas. Es más conocido por las aplicaciones en estética, pero se utiliza para otros muchos problemas:

  • Retención de líquidos en las extremidades, por falta de ejercicio, por inmovilizaciones post-traumáticas, por menor número de ganglios linfáticos o secundarias a una intervención quirúrgica y sobre todo mastectomías, también para edemas por embarazo.
  • Dolores, por su efecto analgésico sobretodo si hay una inflamación de base, como en las artrosis, artritis. 
  • Problemas respiratorios, desde asma a alergias, muy utilizado en sinusitis.
  • Molestias en los oidos, por acúfenos(sonidos), otitis repetitivas o acumulación de cerumen.
  • Estreñimiento, colon irritable, gastritis, ardores de estómago, acumulación de gases.
  • Ansiedad, depresión, insomnio o enfermedades que afectan al sistema nervioso como la esclerosis.
  • Intervenciones quirúrgicas, ayuda a que baje la inflamación y poder empezar antes con la rehabilitación y las operaciones de cirugía estética disfrutar antes de los resultados.
  • Fatiga muscular, son muchos los deportistas que reciben este tipo de masaje después de un evento deportivo en el que la musculatura ha sufrido un sobre esfuerzo.

Desarrollado por Diacode.